OPINIÓN Nunca te rindas | Diego Rolando Villanueva Arredondo


En la página de Taringa.com, en la publicación correspondiente al 9 de mayo de 2014, se publicó un cuento que me pareció interesante porque habla sobre nunca darse por vencido y viene el ejemplo de un joven que le encanta el fútbol americano. Él tenía oportunidad de jugar en el equipo, nunca se da por vencido y entrena y juega siempre; su papá siempre lo apoyaba y lo vitoreaba a pesar de que el niño no jugara, para que no se sintiera mal. El cuento es conmovedor porque no había ni juego ni entrenamiento al que faltara. Ya casi al final del relato, antes de un juego, el joven recibe un telegrama que decía que su papá había muerto y al saber esto, el niño le pidió permiso al entrenador de faltar y se retiró.
         Si continuamos la lectura, nos daremos cuenta que el joven se presentará al siguiente partido, en el cual su equipo, iba perdiendo. Se preparó, se puso sus protecciones, fue con el entrenador y le dijo que si podía jugar pero el entrenador hizo como si no lo hubiera escuchado. El joven le siguió insistiendo y el entrenador lo dejó entrar por lástima. Durante el juego, el joven estaba imparable; jugaba muy bien e hizo que su equipo empatara y en el último minuto interceptó un pase y se fue hasta la anotación logrando despuntar el marcador y ganar.
          Cuando el joven se retiró a la banca, el entrenador le dice que había jugado espectacular, que cómo lo había hecho. El joven sonrió y le respondió: "Usted sabe que mi padre murió. Pero... ¿sabía que mi padre era ciego?" Y continúo:"Mi padre asistió a todos mis partidos, pero hoy es la primera vez que él puede verme jugar y quise demostrarle que sí podía hacerlo". ¿Qué enseñanza te deja esta historia?